Últimas Entradas

El Día Después de Fastlane 2021


El día de ayer WWE nos entregó un nuevo "gran" evento el cual es el último antes de Wrestlemania. Y digo entre comillas la palabra "gran" porque poco puede diferenciarse de los buenos shows de antaño, y no me refiero a lo visual como la escenografía, sino que al producto en si.





Tener un KickOff del nivel de la lucha de Riddle y Ali no fue malo. Incluso lo veo como algo positivo proque además nos dieron una historia importante como lo es el fin de RETRIBUTION (en teoría). Cosas así hacen que un KickOff sea valioso e interesante de ver y no sea algo que obviemos para ver directo la Main Card. Sino, no tendría sentido que los hiciesen. Mustafa Ali es una buena estrella, pero colocarlo al lado de RETRIBUTION sin una historia clara que seguir lo fue matando de a poco.









El PPV o Main Card comienza con la lucha que nadie quería ver, y eso es algo habitual en todo lo asociado a Nia Jax. Los titulos Tag Team Femeninos sólo tuvieron importancia cuando se crearon, tras eso sólo han servido para apoyar a las campeonas individuales de las distintas marcas y es algo realmente estúpido. Esta vez no fue algo distinto y sirvió para encender la rivalidad de Sasha Banks y Bianca Belair…Forzado e Innecesario de realizar en un PPV.









Big E contra Apollo, por la historia que tienen detrás, era para que salieran a matarse. De hecho, en Smackdown se vió algo más interesante con Big golpeando de manera salvaje a Apollo y este obligado a huir antes que le sacaran la Wakanda a puñetazos. La lucha fue tan decepcionante que no me di cuenta de cuando terminó…seguramente me distraje con cualquier cosa menos la misma pelea y eso no habla bien del combate. Lo peor, es que seguirá y terminará en Wrestlemania seguramente.









Ya en el KickOff la lucha que se anunció en RAW y desapareció en la semana, volvía a renacer. Shane estaba entrenado ….Rodillazos aereos?? y se lesiona. Si, estaba practicando cosas que nunca hace en sus luchas. Todo para meter de la nada a Braun Strowman matando a Elias como reemplazo. Evitable y horrible pelea.









Seth Rollins y Shinsuke Nakamura dieron el vamos al PPV. Si alguien comenzó a ver el evento desde aquí en adelante puede que hasta lo hayan encontrado bueno al final, pero los que sufrimos y somos masoquistas para verlo desde el KickOff sabemos que la verdad es otra. Rollins hizo lo que tenía que hacer, derrotar al japones que dió un buen combate. Ahora el siguiente paso es Cesaro y Wrestlemania es la cita. nada más que decir, estaba claro que era un combate de transición.









Drew McIntyre y Sheamus subieron el nivel de calidad del PPV que estaba muy bajo. Muy buena lucha donde se dieron con todo, lo malo es que ya habían peleado antes en RAW e igual eran grandes combates. También podemos decir que este fue un combate de transición ya que Drew McIntyre fue anunciado en una "genial movida" una semana antes del PPV como el rival de Lashley para Wrestlemania. Que harán con Sheamus? no se, pero en el último año ha ayudado a varios a subir escalones como Jeff Hardy, Big E y ahora Drew, ojalá no lo dejen olvidado.









Randy Orton contra Alexa Bliss sabiamos que no sería algo normal. Usando sus poderes sobrenaturales (quien te conoce Undertaker) mantuvo a raya a Orton hasta que The Fiend volvía hecho carbón desde las entrañas del ring y Alexa hace la cuenta de una forma que ningún fanático quedó indiferente.









El Main Event no es un mal combate, pero era demasiado predecible. Cuando se anuncia un Special Enforcer para una lucha es que va a tener que trabajar, es obvio. Daniel Bryan brillando con luz propia y Roman Reigns peleando de la peor manera posible, algo que no se veía en mucho tiempo. Edge golpea a Bryan, golpea a Roman para que nadie diga que tiene favoritismo y este hace la cuenta. Daniel Bryan podría haber quedado muy bien igual si Roman también luchaba bien. Podría haber sido un combatazo, pero no pasó del meh….la Triple Threat ya se ve en el horizonte de Wrestlemania, y nadie se sintió sorprendido.









Fastlane nos devuelve a la realidad de los actuales PPV de WWE….ya no se pueden considerar eventos especiales. Salvo el Main Event y siendo muy buena onda el regreso de The Fiend, lo demás es algo que no pasaba nada si no lo veíamos. Desidia, Flojera o simplemente no tenían ideas para esta época y Fastlane no debería existir, pero este show fue bastante decepcionante en relación a lo que vemos en los semanales. Por lo menos no anunciaron explosiones en el ring.


No hay comentarios.