Últimas Entradas

El Último Adios de una Leyenda


El día de ayer fue uno histórico en el mundo del Wrestling. Pocos nombres son tan importantes que rompen la muralla entre empresas como es el del Undertaker. Se ha retirado un ícono de la industria, quizás lo veamos nuevamente más adelante como ya ha pasado en otras ocasiones con otros nombres, pero ayer fue su despedida oficial.









Aunque siempre se menciona que son 30 años de The Undertaker, Mark Callaway empezó algunos años antes en las empresas regionales, así que su carrera es aún mayor. Destacó en la empresa de Jerry Lawler USWA, después tuvo un pequeño paso en la WCW/NWA antes de llegar a WWF el año 1990.









Para cada fanático del wrestling el personaje de The Undertaker tiene un significado distinto en base a la edad cuando entraron a seguir el wrestling. algunos lo conocieron en la era Attitude, otros como Big Evil o su reinicio como el Lord of Darkness de su última etapa. Pero nadie ha quedado indiferente a su carrera.









Siendo realistas, sus combates en el ring son mus dispares. En la época de los años 90 tenía un nivel que ahora podríamos decir que pasaba apenas lo mediocre, pero con los años fue adaptandose a los nuevos estilos hasta llegar a su peak en los combates contra Shawn Michaels. También ha tenido otros grandes combates contra Triple H, Edge, CM Punk, Mick Foley, Jeff Hardy, etc. Esa es una de sus grandes gracias, ha ido evolucionando con el paso de los años, algo que no muchos pueden decir es cosa de ver a Hogan.









Pero lo más grande de The Undertaker y lo que nosotros valoramos en gran medida ha sido su personaje y el respeto hacia el negocio que mostraba. The Undertaker es quizás el último vestigio de una época donde el wrestling era magia y lo llevó hasta el límite manteniendo su personaje dentro y fuera del ring. En backstage era un líder al cual todo el mundo respetaba, desde los más antiguos hasta los más novatos.
Y aparte el sacrificio que exigió su cuerpo con cada combate es algo como mínimo respetable. Su orgullo le obligaba a dar lo mejor de sí en cada lucha sin importar si era un PPV o un House Show y cuando llegaba a backstage estaba totalmente adolorido, algo que me recuerda mucho a Eddie Guerrero.









Muchos entre los que me incluyo dirán que una carrera tan exitosa no debió terminar así, que lo había hecho antes, que el término de la racha debió haber sido su fin, y muchas otras cosas. Pero el día de ayer vimos una despedida oficial, algo que muy pocos tienen la posibilidad de vivir. Ni Triple H, Stone Cold o The Rock han tenido algo así por nombrar algunos. Otros se han retirado perdiendo en un combate como Ric Flair o Shawn Michaels, pero The Undertaker es alguien superior y quedó demsotrado.
Me habría encantado que fuese en un escenario tipo Wrestlemania con miles de personas aplaudiendole pero la contingencia hace que no se pueda. Pero WWE tiene la posibilidad de darnos esa imagen en otro momento como es el Hall of Fame, y espero realmente que aguanten hasta que ese momento realmente pueda ocurrir.









The Undertaker fue un luchador leal, que se mantuvo fiel a la empresa que le dió la confianza y la convirtió en una estrella. No arrancó del barco cuando las cosas estuvieron mal como lo hizo Bret Hart.
Sabemos que nunca hablará mal de WWE cuando mire las codsas desde afuera como lo hacen otros que han salido de WWE por diversos motivos.
Aunque está el factor de las nefastas luchas de Arabia, Undertaker siempre obedeció las órdenes aunque no le gustaran como fue el caso de la pérdida de la racha frente a Brock Lesnar. Otros nombres como Lesnar o Goldberg ni se acercan a lo que proyecta The Undertaker en el wrestling. Ha sido una inspiración para muchas generaciones de luchadores.





Aunque es probable que lo veamos nuevamente en el ring en el futuro, ayer fue su despedida. Fue la última oportunidad real de ver a The Undertaker, la leyenda viviente del wrestling.






No hay comentarios.