Últimas Entradas

Hell in a Cell: Un Concepto Desgastado?


En los últimos días en las redes sociales vi no pocas personas hablar sobre este tema y tras el PPV de anoche se volvió a retomar la discusion. Si el concepto de Hell in a Cell estaba desgastado o no.









En realidad y como opinión personal no creo que este desgastado, sino que mal utilizado. El hecho de que haya forzosamente un PPV todos los años que deba incluir una de estas batallas es un handicap a tener en cuenta, pero depende unicamente del bookeo. Si esta discusión se hubiera hecho en los años 90 en plena era Attitude se podría decir que estaba sobreexplotada, pero cual es la diferencia?…el roster y más precisamente la cantidad de luchadores que tiene WWE en la actualidad.









Actualmente WWE puede armar varias historias importantes en las dos marcas principales del Main Roster y no te va a afectar el producto global. Ahora ya hemos visto luchas femeninas y de tags en la Celda. Antes estaba permitida sólo a luchadores principales. Por esto digo que en los años 90, con sólo 1 programa o 2 donde el mismo roster competía, y con menos horas de TV, armar 2 o mas luchas de este tipo sería muy forzada.









La Hell in a Cell es una evolución de las antiguas Steel Cage, donde basicamente se pierde la oportunidad de escapatoria y se amplia el terreno de acción. Además se pueden utilizar objetos, algo que a día de hoy es casi obligatorio para vender violencia. El único gran pecado del actual formato de las Hell in a Cell es cuando las historias no dan motivo para realizar una, y como mucho sirve para comenzar una rivalidad en vez de terminarla o darle una pausa temporal.









Este año por lo menos sucedió nada de eso, ya que las historias cumplieron con el mínimo por lo menos para estar en un combate de este tipo. Roman Reigns quería castigar de una manera "ejemplar" a Jey Uso para que lo reconociera como Jefe Tribal. Sasha Banks y Bayley a pesar de que recién tuvieron un combate completo, ya tienen una larga historia a sus espaldas, con ataques y descalificaciones de por medio. Por último Drew McIntyre y Randy Orton llevan varios combates entre ellos, y aunque esa rivalidad estaba bastante desgastada cumplió con el mínimo para una lucha de estas características.









El problema de este año, y asociado a la pandemia es la longitud del evento. Seis combates con tres luchas de este tipo donde basicamente los otros combates sirvieron de pausa para las HIAC. No va a faltar el que quiera que un PPV sea completo de este tipo de combates, al estilo del Lockdown de la antigua TNA. Pero tampoco lo descarto de WWE a futuro si quieren dar una "sorpresa".





Algo que encuentro negativo de las HIAC actuales es que están prohibidas para el resto de las marcas, destacando NXT por supuesto donde las rivalidades que se han armado en los últimos años, por lo menos habrían dado una o dos luchas de este tipo. Obviamente una de esas debería haber sido Johnny Gargano contra Tomasso Ciampa. Espero que a futuro esto lo cambien porque esas oportunidades muchas veces son únicas.









Volviendo y para cerrar el tema, los combates Hell in a Cell no son los mismo que los primeros años, van evolucionando como todo en la vida ya se apara bien o para mal. Lo mismo les sucedio a las Steel Cages donde las que veíamos en los años 80 y 90 eran autenticas muestras de brutalidad. Hay que aceptar eso. No se si van a crear un nuevo tipo de combate en los próximos años que reemplace las HIAC, pero será innegable que estas luchas quedarán en la historia por todo lo que conllevan alrededor de ellas, historia y mucha violencia.






No hay comentarios.