Últimas Entradas

El Poder de un Hashtag


En las últimas horas se ha desvelado una situación que aunque no es en realidad algo tan sorpresivo, si lo es que haya tenido tanta respuesta al mismo tiempo. El caso de los abusos en el negocio del wrestling conocido con el hashtag #SpeakingOut.





Sigo que no es sorpresivo, porque siempre han habido noticias y casos conocidos, es cosa de recordar todo lo asociado a Michael Elgin con algunos de sus estudiantes que le costó su baneo de varias empresas en USA, salir de su propia empresa y también pudo haber sido un factor importante de su salida de New Japan. O también podemos recordar el caso de Enzo Amore.





Precisamente menciono estos casos porque uno de ellos fue verdad y el otro terminó siendo mentira, pero en ambos casos significaron grandes pérdidas y una alta estigmatización en el circuito.





Lo que explotó en el circuito británico de Wrestling no ha parado de crecer y se ha extendido al americano, porque los luchadores tienen un trabajo mundial, un luchador de América va a Europa, uno de Europa trabaja en Japón y uno de este lugar va a América. Es cíclico y era obvio que alcanzara este impacto.





Es totalmente reprochable la situación y obviamente los que sean culpables de cada situación que está saliendo a la luz deben ser castigados pero hay que tomar con pinzas cada mensaje. Dentro del propósito del Hashtag #SpeakingOut hay muy buenas intenciones pero la libertad de las redes sociales puede llegar a dañar el fondo de la cuestión. Es muy fácil acusar a alguien, pero hay que tomar en cuenta que este tipo de cosas son muy difíciles de comprobar, y los acusados (as) son culpables hasta que puedan demostrar su inocencia. En estos casos el daño puede ser irreparable aunque se logre demostrar que era un error o una mentira.





#SpeakingOut es una salida que muchas luchadoras están usando para desahogarse sobre situaciones de su vida en el wrestling, pero no es algo exclusivo de ellas, TJP hizo publica una situación personal con dos luchadoras mayores que el. No es hora de reprochar porque no hicieron estas acusaciones en su momento. El acoso sexual o intento de agresión sexual, agresión física y otras conductas reprochables no deben ser aceptados como algo normal y se deben castigar, pero quiero dejar en claro que hay que ser responsable de esta acusación, no es cualquier cosa la acusación que se hace y el daño que provocará.





Las autoridades de USA y Reino Unido están solicitando que se hagan las acusaciones de manera formal en vez de dejarlo unicamente en las redes sociales como twitter. Esta "costumbre" del mundo del wrestling debe erradicarse y como fanático de este deporte no pienso algo diferente y creo que nadie piense algo distinto. Si ha tenido tal repercusión es por algo, no puede ser todo mentira, sólo espero que el Wrestling tal como lo conocemos pueda soportar esto.


No hay comentarios.